:: Voz de la Sierra ::

Tue06272017

 

  

Lunes, 25 Agosto 2014 11:40

La Botica

Escrito por  Por: Dr. Raúl Molina Lorenzo
Valora este artículo
(0 votos)

Comparte este Articulo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

MEDICINA CULTURA Y COSAS PEORES

DRA. MATILDE PETRA MONTOYA LAFRAGUA

Los saludo con un gran gusto en esta nueva Botica, y abordamos ahora un tema, por demás apasionante, que es la lucha de las mujeres por reclamo de educación, equidad de género y la apertura de las instituciones, asociaciones y el propio gobierno, a la participación activa de las mujeres en todos los ámbitos de la vida política, pública, y laboral en la República Mexicana  engrandeciéndola y haciendo éste mundo un lugar más digno de compartir.

 

Depurando mi escritorio, me encuentro con un Artículo de una propaganda de medicamentos de un laboratorio, (Astra Zeneca 2009) en la que narra, la historia biográfica y detallada de ésta singular mujer, que lucho en busca de un sueño, el ser Médica, y al lograrlo, se convierte en la primera médica mexicana.

Matilde Petra Montoya Lafragua nació en la Ciudad de México el 14 de Marzo de 1857 hija de Soledad Lafragua y de José María Montoya. Su Madre, doña Soledad era originaria de la Ciudad de Puebla, quien al quedar huérfana fue traída al Convento de la Enseñanza en la Ciudad de México, donde aprendió a leer y escribir. A los 11 años de edad fue trasladada al Convento de las Hermanas de la Caridad de San Vicente Paul y a esa edad se le dio la responsabilidad de cuidar a varios pacientes en el Hospital de San Andrés. 2 años más tarde (13 años) Soledad conoce a un joven militar José María Montoya, de 19 años, con quien meses después se casó, siendo aún una niña, (ahora nos quejamos del embarazo en adolescentes) Tuvieron tres hijos, el primero un varón que pasó a los cuidados de la abuela paterna, por la juventud de los esposos, José María que fue el nombre que le pusieron al primogénito falleció a corta edad y al poco tiempo nace Matilde, quien es educada como hija única. Niña muy inteligente, que a los 4 años, y con los cuidados de Doña Soledad aprendidos en el Convento, esta aprendió a leer y escribir, y se convirtió en ávida lectora.

En el México de entonces, se estudiaba los 3 primeros años de educación primaria, se llamaba educación elementar, y los segundos 3 se llamaba escuela primaria superior (secundaria ahora) quiso estudiar a los 11 años, sin éxito debido a que era muy joven, por lo que se costearon por la familia estudios en escuelas particulares, termino sus estudios y presentó el examen oficial para maestra de primaria, el cual aprobó sin dificultad, pero su edad fue nuevamente un impedimento para conseguir trabajo, (¿no lo creen? Pues así era) Ese año murió Don José María y Matilde se inscribe en la Carrera de Obstetricia y Partería que dependía de la Escuela Nacional de Medicina, obliga a abandonar esa carrera debido a las dificultades económicas, la joven se inscribió en la Escuela de Parteras y Obstetras de la Casa de Maternidad que se encontraba en Revillagigedo, un lugar para atender “partos ocultos”, porque atendía a madres solteras.

Recibió el título de partera a los 16 años y se estableció para trabajar en Puebla, con un éxito rotundo. Comenzó a trabajar como auxiliar de cirugía con los Doctores Luis Muñoz y Manuel Soriano, para ampliar sus conocimientos de Anatomía, ya que solo tenía conocimientos de Obstetricia. Completo sus estudios de Bachillerato en escuelas particulares para mujeres. Algunos médicos orquestaron una campaña de difamación en su contra acusándola de “masona y protestante” empieza el viacrucis.

Ante éstas situaciones difíciles, se va por unos meses a Veracruz, de regreso en Puebla pide su inscripción en la Escuela de Medicina de Puebla, presentando sus constancias de estudios, fue aceptada con la presencia del Gobernador y el Poder Judicial. Sin embargo los sectores más radicales redoblaron sus ataques, agobiada por las críticas, se regresa con su madre a la Ciudad de México, donde solicita su inscripción (2 ocasiones) a la Escuela Nacional de Medicina, siendo aceptada por el Dr. Francisco Ortega 1882 a los 24 años de edad. Aunque siguieron las críticas ya había apoyo de algunas asociaciones de mujeres.

Tras completar sus estudios con buenas notas, es solicitado su examen profesional y su solicitud es rechazada por que el reglamento decía alumnos y no alumnas. Le escribe al General Porfirio Díaz presidente de la Republica quien envía una solicitud a la cámara de diputados, para modificar los estatutos, pero no estaba en periodo de sesiones el presidente tuvo que enviar un decreto para no retrasar el examen,  por supuesto que le asignaron el jurado más exigente y riguroso. No se dispuso del Salón Solemne, (24 de Agosto 1887) faltando unos minutos para las 5 de la tarde, llego un mensajero de la presidencia avisando que el Sr. Presidente acompañado de su esposo, llegaría caminando para estar presente en el examen profesional de la señorita Montoya, rápidamente dispusieron del Salón Solemne y defendió su examen durante 2 horas, aprobada por unanimidad. Se hizo el examen práctico en el Hospital de San Andrés con el jurado y la representación de la presidencia siendo aprobada también, el Gral. Díaz le regalo una Carretela y un tronco de caballos. Luego se dedicó al ejercicio privado de la profesión hasta la edad de 85 años, fundó asociaciones, represento otras, siendo gran activista.

Cuando cumplió 50 años de egresada, se le entregó un homenaje. Murió a los 80 años. Nunca se casó y adoptó 4 hijos, le sobrevivieron un hijo en Puebla y una hija en Alemania, que durante la II guerra mundial desapareció. El 24 de Agosto de 1988 fue colocado un busto de bronce en el Jardín José Martí, enfrente del Centro Médico siglo XXI, y el 23 de Octubre de 2003 se develó otro busto en el Patio de la Secretaría de Salud Federal junto con otros médicos ilustres del país.

Verdad que es un ejemplo de tenacidad.

Nos leemos en otra Botica.

ATENTAMENTE

DR. RAUL MOLINA LORENZO

Visto 238 veces Modificado por última vez en Lunes, 25 Agosto 2014 11:41
Más en esta categoría: « LA BOTICA 521 La Botica 534 »