:: Voz de la Sierra ::

Sat06242017

 

  

Sábado, 22 Febrero 2014 16:45

CAJA 30 DE AGOSTO

Escrito por  Por: Agustin Escobar Ledesma
Valora este artículo
(0 votos)

Comparte este Articulo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Agustín Escobar Ledesma

Con la actual defraudación a los 11 mil socios de la Caja 30 de Agosto, Sociedad Cooperativa Limitada, cuya matriz está en Santa Rosa Jáuregui con sucursales en la colonia Obrera de Querétaro y dos más en Celaya y Silao, Guanajuato, van tres casos similares, ocurridos en los tres últimos lustros.

 

Caja Querétaro

El primer fraude, ocurrido en el 2000, fue el de la Caja Querétaro, una de las veinticinco cajas con las que José Cirilo Ocampo Verdugo contaba en diferentes estados de nuestro país. En aquel año la Procuraduría General de la República (PGR) congeló los fondos de los ahorradores debido a que en la caja se lavaba dinero de procedencia ilícita de los hermanos José de Jesús y Adán Amezcua Contreras, conocidos como los reyes de las metanfetaminas.

Del Sol

El segundo caso, también en el 2000, fue el de la Cooperativa Caja Popular Del Sol, de Alfredo Gómez Wanosto, presidente del consejo de administración, cuya matriz estaba ubicada en Guadalajara y también defraudó a sus socios situados en seis estados, incluido Querétaro.

Los tres casos son similares debido a que tuvieron en común otorgar el 12% de rendimiento, cuando en otras cooperativas y bancos el promedio era del 3.5% anual. Las autoridades por su parte, al igual que ahora, arraigaron a algunos trabajadores de las cajas y crearon fideicomisos pero los ahorradores no recuperaron su patrimonio.

El estafador más grande del mundo

En las ligas mayores las estafas son ídem, vayamos a Wall Street, matriz de la bolsa de valores del capitalismo salvaje, en donde el estadunidense Bernard Madoff, ferviente seguidor de Og Mandino, se convirtió en el defraudador más grande del mundo con la estratosférica cifra de 50 mil millones de dólares.

Madoff prometía a los inversionistas una rentabilidad entre el 8 y el 12% que, de tan alta, era inverosímil en el mundo de las finanzas. Aún así, cientos de miles de empresarios y especuladores le confiaron sus capitales.

Codicia y capitalismo

¿Qué es lo que lleva a la gente a invertir su dinero en instancias fraudulentas que ofrecen el oro y el moro? Michael Moore, director del documental “Fahrenheit 9/11”, dice que el capitalismo es la legalización de la codicia y que ésta siempre ha estado entre los seres humanos.

Y como los humanos, de acuerdo a Darwin, provenimos de los monos, al parecer éstos nos heredaron la codicia, tal y como lo prueba en la actualidad el pueblo Zulú del África del Sur, profundo conocedor de la naturaleza animal y que caza a nuestros primates con una sencilla estratagema que despierta su codicia: colocan un puñado de cacahuates dentro de un recipiente de coco en el que apenas cabe la mano del animal. Una vez que el primate toma los cacahuates no los suelta por nada del mundo, quedando inutilizada su mano para trepar por los árboles y huir.

¿Quién se ha llevado mi queso?

Hasta donde se sabe, los ahorradores de la Caja 30 de Agosto desconocen el porqué del nombre de esta sociedad de ahorro y crédito, lo que indica que solo acudieron por “Los atractivos rendimientos”, como rezaba la publicidad impresa en el tríptico que la caja entregaba a los socios de nuevo ingreso. ¿Quién podía resistir el 12% anual? Que tire la primera moneda el que esté libre de culpa.

Hasta ahora, algunos de los ahorradores saben que la Caja debía de contar con estatutos, un consejo de administración y un presidente del mismo; que debió de haber tenido un consejo de vigilancia y realizar asambleas anuales de socios, de acuerdo a la Ley General de Sociedades Cooperativas. La mayoría de los ahorradores nunca supieron quién era el director o gerente general porque, entre otras irregularidades, en ninguna sucursal estuvo a la vista un directorio de la Caja.

Fue de esta manera que, atraídos por el 12% de interés anual, miles de personas fueron defraudadas: profesionistas que después de toda una vida de trabajo colocaron su finiquito laboral a plazo fijo; pequeños comerciantes que apostaron su resto; ejidatarios que, con el ejido privatizado por las reformas al Artículo 27 constitucional, realizadas durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, vendieron sus tierras y que ahora se quedaron, como popularmente se dice, chiflando en la loma, debido a que perdieron sus ahorros y las tierras ejidales jamás las recuperarán.

Entre los defraudados también destacan los casos de personas de la tercera edad pensionados y jubilados, niños, así como familiares de migrantes quienes recibían dinero de Estados Unidos que depositaban en las cuentas bancarias de la Caja 30 de Agosto. También se sospecha que en este lugar se lavaba dinero proveniente del narcotráfico.

Círculos de la plata

El esquema operado por la Caja 30 de Agosto, de acuerdo a los economistas, se conoce como pirámide o estafa piramidal y se basa en que los participantes originales atraigan a más ahorradores con el objetivo de que los nuevos produzcan beneficios a los ahorradores originales. El nombre de pirámide es debido a que se requiere que el número de participantes nuevos sea mayor que los existentes.

Las pirámides son consideradas estafas o timos y son conocidas por otros nombres tales como timos en pirámide, círculos de la plata, células de la abundancia y esquema Ponzi (con información de Wikipedia).

Pueblo sin ley

Como siempre ocurre en estas situaciones, una vez ahogados los ahorradores, hasta ahora las autoridades tapan el pozo de los deseos frustrados. Cualquier persona con más de tres dedos de frente se pregunta ¿cómo es posible que la Caja 30 de Agosto haya operado sin la vigilancia o supervisión las autoridades estatales o federales?, ¿Son las autoridades cómplices del fraude a los ahorradores por omisión? Son muchas las interrogantes y las respuestas son escasas.

De lo perdido… ¿lo que aparezca?

Aún antes de conocer el destino del patrimonio de los ahorradores, porque hasta el momento ninguna autoridad ha mencionado oficialmente si los recursos financieros fueron congelados o a manos de quienes fueron a parar, el gobernador José Eduardo Calzada Rovirosa ha señalado la creación de un fideicomiso que aportará a cada uno de los defraudados el 70% de sus ahorros.

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas para los ahorradores debido a que, quienes tenían 240 mil pesos o más, solo podrán cobrar la cantidad tope que asciende a 168 mil pesos y que, si su deseo es el de recuperar íntegros sus ahorros, tendrán que esperar un concurso mercantil, es decir, que los bienes de la cooperativa sean rematados y con los recursos obtenidos les sea recuperado su patrimonio.

 

Visto 1328 veces
Más en esta categoría: CAJA 30 DE AGOSTO »