:: Voz de la Sierra ::

Mon12112017

 

  

Lunes, 30 Marzo 2015 11:49

ALGO SOBRE EDUCACIÓN EDICIÓN 561

Escrito por  Profr. J. Jesús González Mancilla.
Valora este artículo
(0 votos)

Comparte este Articulo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Todo es enseñanza, de todo se debe aprender, desde el más mínimo detalle positivo o negativo que ocurre en nuestra vida debe ser  motivo de aprendizaje; la educación formal busca aprovechar esos pequeños detalles y convertirlos en aprendizajes significativos; entre la currícula escolar no existe una asignatura que de manera precisa nos hable de cuestiones políticas; es más, para muchos la educación básica debe estar alejada de cuestiones políticas, que porque el niño o adolescente aún no es ciudadano, aún depende de mayores para tomar decisiones; es verdad, pero también es verdad que si la educación básica es netamente formativa, con ella se debe procurar formar al futuro ciudadano, formarlo de manera integral, de tal manera que difícilmente podríamos sustraer a la escuela de cuestiones políticas.

 

Así, estos tiempos son propicios para que nuestros alumnos, aún sin tener edad para votar se den cuenta de lo que los políticos (de cualquier nivel o filiación partidista) representan para la sociedad; hoy donde buena parte de los políticos en activo sufren de descredito social y buscan a como dé lugar congraciarse con los posibles votantes, los niños escuchan en sus casas, con sus vecinos y en los medios de comunicación, de tal o cual partido o de tal o cual candidato; escuchan cual es el bueno y cuales los malos, cual posiblemente ganará y cual, según el que emite el comentario será buen gobernante. Pero, ¿qué se puede esperar de los candidatos en la Región o en el Estado?, difícilmente se puede emitir un juicio objetivo de cada uno de ellos, porque es común que como candidatos den una cara y el que gane, ya como gobernante o representante popular, de otra; que ahora prometa como se dice comúnmente “las perlas de la virgen” y cuando esté en el poder olvide esas promesas o ni siquiera regrese a visitar las comunidades que como candidato se comprometió a representar como diputado o como senador.

Por ahí se habla de que existe un partido que es de los maestros, según de color turquesa, la pregunta es ¿cuántos maestros realmente apoyan a ese partido en la región?, sin temor a equivocarme podría decir que en cada municipio los podríamos contar con los dedos de las manos y tal vez nos sobrarían dedos; en cada municipio cada candidato tiene un pasado que difícilmente puede borrarse con el simple hecho de cambiar de color; si un priísta era corrupto no dejará de serlo al convertirse en panista o en perredista; si un panista participó en una administración municipal y porque ahora no fue tomado en cuenta o porque su exjefe se sintió relegado y se convierte en turquesa, con el único objetivo de restarle votos al que antes fue su partido y hacerlo perder, o buscando “aunque sea una regiduría”, no debe ser de mucha confianza; o si en otro municipio, un candidato ya perdió una elección interna en un partido, fue candidato tres años después en otro y volvió a perder y ahora busca una tercera oportunidad pintándose de turquesa ¿puede representar una opción real para el electorado y merece el apoyo del magisterio de ese municipio?, o solo se buscan algunos votos que sumados a los de otros distritos lleven a uno o dos diputados plurinominales al Congreso del Estado, y porque no decirlo a algún exlíder sindical seccional a alguna diputación federal también plurinominal; o si con la participación de un exdiputado local, supongo que experredista, para convencer a conocidos perredistas de otros municipios para que se conviertan en turquesas y también llevar algunas decenas (tal vez no podría decir cientos, mucho menos miles) de votos para ayudar a alcanzar las tan anheladas regidurías o diputaciones plurinominales que favorezcan a quienes controlan dichos partidos. Pongo de ejemplo ese partido porque se dice que es el de los maestros; ¡los maestros!, quienes se supone deberían estar muy, pero muy molestos con esos partidos que saben aprobaron las reformas que hoy mantienen al magisterio postrado ante el patrón, como el único responsable ante la sociedad  de los malos resultados educativos, esos partidos, llámese PRI, PAN, PRD, PANAL o PVEM, que fueron quienes aprobaron dichas reformas, y hoy creyendo que el magisterio no tiene memoria, lo buscan ansiosos de convertirlos en por lo menos promotores del voto en su comunidad o con sus padres de familia. Hay quienes aspiran a que el magisterio diera muestra de tener memoria y cobrara, ahora sí, la afrenta de esos partidos con un voto de castigo, lo cual en las condiciones actuales es muy difícil de predecir y lo más seguro es que tengamos por los próximos tres o seis años ¡más de lo mismo!, y la política siga siendo un circo donde se ven payasos y trapecistas (no hay que olvidar que en Querétaro el uso de animales está prohibido en los circos), así que si eso queremos eso tendremos, y eso será lo que le enseñemos a nuestros alumnos e hijos.

Pero bueno, esa historia sería larga de analizar y difícil de coincidir en nuestras apreciaciones, así que mejor preparémonos a disfrutar estas vacaciones que inician, la Feria Regional que también está próxima y dejemos la política para otra ocasión, porque hay que reconocer, no tiene mucho de educativa. Hasta la próxima… Comentarios y sugerencias a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 302 veces Modificado por última vez en Lunes, 30 Marzo 2015 11:53