:: Voz de la Sierra ::

Tue10172017

 

  

Lunes, 27 Abril 2015 17:50

ALGO SOBRE EDUCACIÓN 565

Escrito por  Profr. J. Jesús González Mancilla.
Valora este artículo
(0 votos)

Comparte este Articulo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

En estos días de campañas políticas para elegir a nuestros futuros gobernantes y representantes populares la verdadera educación cívica tendría que darse todos los días, pero, principalmente con el ejemplo a nuestros niños y jóvenes.

¿Las actuales campañas de manera general que tan educativas son?, se podría decir que muy poco, por un lado esas campañas mediáticas buscan más descalificar al oponente que realmente mostrar propuestas reales al electorado; “que si el Gobernador de Sonora se mandó construir una presa en uno de sus ranchos dejando sin agua a pueblos enteros, que si las hijas de Madero se gastaron casi 7 millones de pesos en sus viajes de vacaciones, que si el Presidente llevó a más de 200 invitados a su viaje a Inglaterra, que si Peña Nieto, Luis Videgaray y Osorio Chong, adquirieron caras residencias a nombre de sus esposas y financiadas por contratistas que se han beneficiado con obras en el actual gobierno”, el PRI y el PAN, buscan darse baños de pureza, culpando al otro de los males nacionales y de la corrupción existente; sin darse cuenta que en realidad ambos tienen razón de lo que dicen del otro, “ven la paja en el ojo ajeno pero no la viga que tienen en el propio”; la propaganda carece de ideas y de propuestas, va más a resaltar la imagen de un partido o de un candidato, es común la adaptación de alguna canción o estribillo pegajoso para un partido o un candidato; hay que identificar a tal o cual partido con un color, naranja para Movimiento Ciudadano, turquesa para Nueva Alianza, después de escuchar muchas veces sus estribillos se gravan en la mente de los niños y jóvenes, pero sin realmente mostrar algo de propuesta; el PRI con sus spots de la baja en la tarifa eléctrica, el no cobro de larga distancia, el mejor servicio de internet, “el partido de los que se levantan temprano” o “de los que creen en el futuro”, para muchos parece un insulto a la inteligencia del mexicano; el PAN con sus golpes de pecho, su ¿a poco no?, tiene más vista para niños pirruris que para el pueblo en general, con su cruzada anticorrupción ¿acaso no recuerdan el enriquecimiento inexplicable de los hijos de Martha Sahagún o el caso de Oceanografía en el sexenio pasado?; si está en juego la mayoría en la Cámara de Diputados, la avalancha de promocionales no sólo de estos dos partidos, busca incidir en la preferencia electoral; así el Partido Verde de manera cínica y haciendo a un lado la Ley ha invirtiendo millones de pesos en sus promocionales, busca asegurar con el PRI la mayoría en dicha Cámara, aunque para algunos analistas políticos cuando mucho alcanzará el 6% de la votación nacional y entre ambos si acaso el 30%; en la llamada izquierda, desdibujada para el electorado, el PRD, trata de convencer que “lo mejor está por venir”, adjudicándose la pensión universal para adultos mayores como una dádiva de ese partido, sin reconocer que esa ley en el Distrito Federal se consiguió en el gobierno de López Obrador, quien ahora va por MORENA y puede ser una real opción, principalmente en la Capital del País. Los otros partidos que van por el registro tienen que buscar desesperadamente llegarle al electorado, para lograr mínimo el 3% de la votación, lo que les permita alcanzar su registro; En dos meses seremos bombardeados por más de once millones de promocionales en radio y televisión; su contenido, como digo al inicio, no tienen mucho de educativo, pero reflejan la realidad de las elecciones, la búsqueda del poder de manera pragmática; el llamado a votar no sólo por los partidos políticos, sino por las mismas autoridades electorales no busca formar ciudadanos, los spots son una simulación, después de verlos, escucharlos, aprendernos sus slogans, no seremos más responsables, más comprometidos con el País y su futuro, no estaremos más capacitados para saber escoger a nuestros gobernantes o a nuestros representantes.

Es una lástima que en este panorama, los candidatos o los partidos honrados (si es que los hay) difícilmente ganaran, porque sus propuestas apenas serán escuchadas; las campañas políticas se hacen a la medida de lo que se busca, de lo que realmente sucede en las elecciones: compra de votos, acarreos y en el peor de los casos, fraude.  Así están las cosas… el panorama no es muy alentador, parece que la lucha sólo se dará entre dos gigantes y el resto de los pequeños sólo serán espectadores de lo que sucede. ¿Se podrá cambiar la historia? Difícilmente.  Lo más seguro es que sigamos con más de lo mismo. Hasta la próxima. Comentarios y sugerencias a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 238 veces