:: Voz de la Sierra ::

Tue03282017

 

  

Lunes, 07 Diciembre 2015 10:19

La Miscelanea 597

Escrito por  Enrique Cárdenas Pasos
Valora este artículo
(0 votos)

Comparte este Articulo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Cuando me preguntan cuál es mi comida favorita; mi respuesta es sencilla: “el aguacate” pero cuando le preguntas a mi amigo Arturo Ruíz Flores cuál es su comida favorita te responde así:

-hace muchos años trabaje en la Secretaria de Agricultura y Recursos Hidráulicos, y ahí conocí dos chilenos enviados por el gobierno para hacer algunos estudios, cuando me toco estar con ellos yo quería que se llevaran una gran impresión de México y les acerque a la gastronomía mexicana, pero observe que uno de ellos no comía nada, tal vez no le gustaba, tal vez extrañaba la comida de su país, en realidad no sé, pero lo que si hacían los dos chilenos era “entrarle” a la bebida culturalmente aceptada en todo el continente, la cerveza.-

 

-La segunda noche que les lleve a su hotel, vi como este chileno comenzó a arrojar borbotones de sangre por la boca, no paraba de vomitar, me acerque con él y le pregunte que como estaba, el chileno me respondió que no había comido nada en cuatro días. Finalmente lo llevamos a un hospital donde poco después gracias a las influencias de su padre en chile y amigos en el gobierno fue trasladado a un hospital de México en calidad muy grave para ser intervenido; nunca supe que fue de, el.-

-Por eso mismo no tengo una comida favorita, lo que aprendí ese día fue que debo comer, lo que sea, pero debo comer todos los días.-

Tristemente esta fue la última plática que tuve con mi amigo el Maestro en Derecho Arturo Ruíz Flores, falleció al día siguiente en el hospital de Jalpan, acompañado de sus seres queridos.

A mi amigo Arturo Ruíz lo conocí hace ya varios años en la casa de otro buen amigo, resulto que su hija termino casándose con este “conocido” y de ahí, solo en principio se forzó la amistad, hoy agradezco infinitamente que su hija se fijara en mi amigo, eso trajo enormes beneficios a mi persona, pues la amistad de (mi segundo sensei) Arturo fue ganancia en consejos, desde lo laboral hasta lo familiar.

Escribir aquí de la larga carrera laboral de el M. en D. Arturo Ruíz requeriría varias Misceláneas, pero sé que estuvo en la Universidad Autónoma de Querétaro campus Jalpan, porque los estudiantes acudieron a su casa a buscarle para que les impartiera clases, sumándose así a cientos de grupos que lo recuerdan con cariño como el “Lic. Ruíz” una especie de catedrático con grandes convicciones por la buena enseñanza.

De su paso en el trabajo por el gobierno, yo soy testigo de su labor, recuerdo que hace unos años, el anterior gobierno del estado al enterarse que Arturo Ruíz estaba radicando en Jalpan, solicitaron una entrevista con él, puesto que la Radio Querétaro en Jalpan solo era una millonaria inversión  que funcionaba únicamente como repetidora, cuando el Lic. Arturo Ruíz acepto la encomienda de dirigirla, las cosas cambiaron y de aquella infructífera radio, la convirtió en un espacio donde había cultura, crecimiento exponencial de la música de la región, inauguro el primer programa de radio de la Universidad, y le dio voz a aquellas personas que a su parecer la merecían en su programa de radio “En Entrevista Con”.

A su salida de Radio Querétaro, las cosas volvieron a ser lo mismo que antes de él, la Radio Querétaro se convirtió en una virulento comercial de obras públicas del gobierno estatal pasado, perdiendo poco a poco los radioescuchas que ArturoRuíz había ganado con su trabajo.

Algo muy parecido paso cuando el gobierno municipal pasado de Jalpandecidió llamarle para ser Secretario de Ayuntamiento, el Lic., Ruíz acepto sin condiciones creyendo que habría espacio para favorecer el trabajo por los jalpenses, al darse cuenta que no seríaasí, y que laborar en ese lugar sería un caso perdido, renuncio.

Con esta miscelánea quiero dedicarle con gran honestidad un pequeño pero merecido homenaje  a un gran jalpense por adopción, a mi amigo el Lic., Arturo Ruíz, aquel que hoy ya no está con nosotros, que se ha ido para disfrutar del espacio que el creador le otorga a aquellos que trascienden como el, a un gran padre, a un excelente abuelo y a un suegro soberanamente consentidor… pero más que nada a un excelente amigo, mi amigo.

Que en paz descanse el maestro en derecho Arturo Ruíz Flores, que a sus deudos les llegue pronto la resignación, que en lugar de lamentarse por su pérdida, revivan en su memoria y sobre todo en sus acciones las enseñanzas del buen “Lic.”, que sus profundas platicas y análisis de la vida en general sean recordados con afecto.

Hasta que nos volvamos a ver mi querido Lic. 

Visto 2142 veces