:: Voz de la Sierra ::

Tue07252017

 

  

Martes, 16 Febrero 2016 12:27

La Miscelanea 607

Escrito por  Enrique Cárdenas Pasos
Valora este artículo
(0 votos)

Comparte este Articulo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Las Casas (1era parte)

El primer trimestre del 2013 surgió una noticia en los medios locales de la Sierra Gorda, trataba sobre la queja de albañiles locales que no eran contratados para los trabajos de gobierno estatal ni de gobierno municipal en la presidencia de Jalpan de Serra en las pocas o muchas obras que hubiera; estos alegaban que se utilizaban trabajadores de la Huasteca Potosina y de la Sierra de Hidalgo, la razón según la queja es porque los trabajadores “fuereños” cobraban menos. Pero existe una versión alterna de esa historia:

 

Las casas de los funcionarios públicos necesitaban repararse, algunos funcionarios (recordemos) no llegaban a casa, y terminaron con varias (ya llegaremos a eso) el asunto es que se requeríamaterial de construcción, y mano de obra barata o gratis para levantar negocios, casas, locales, arreglar ranchitos etcétera.

Vayamos al ejemplo uno:

Imagine usted que Edilberto Montes entonces Director de Obras Públicas necesitaba una casa, algo rápido, barato para él, pero que fuera acorde a su egolatría, ¡enorme!

Entonces este sujeto, junto a sus amigos regidores y su presidente Saúl Trejo decidieron impulsar una obra multimillonaria que sería el drenaje de la comunidad de El Lindero, la obra le recuerdo, termino inconclusa y sin funcionarpero ocupo enormes cantidades de material de construcción que termino convenientemente enterrado (No por ser drenaje).

Según mi apreciación, Edilberto Montes, utilizo material que estaba destinado para el drenaje, en la construcción de su casa, y la mano de obra eran albañiles, herreros, fontaneros, que estaban siendo pagados en lista de raya en la Presidencia de Jalpan; se utilizó a gente de fuera para el trabajo para evitar en lo mínimo que estos hablaran bajo la poderosa premisa, “de si hablas, te corro”.

Por supuesto de esto estaba perfectamente informado Saúl Trejo y el Síndico municipal Miguel Godoy, el acuerdo es que también para ellos alcanzaría. Así surgieron locales comerciales, casas blancas de tres pisos en el centro de Jalpan, entre otras.

Pero la ambición de estos tres sujetos no paraba solo en beneficiarse robando material de construcción y contratando mano de obra con costo al erario municipal.

Instalaron la venta de material de construcción a amigos y conocidos, material de construcción que salía ni másni menos que de las bodegas de Obras Públicas Municipales.

Bastaba una llamada a Edilberto para solicitarle una tonelada de cemento, o cien varillas por ejemplo, para que las camionetas oficiales con personal de la Presidencia entregaran los pedidos a plena luz del día, asunto que más de una vez fue expuesto en redes sociales.

Por supuesto al final de mes estos tres personajes repartían lo cobrado.

Todavía a estas fechas me cuentan Edilberto se atreve a cobrar con pagares firmados por material de construcción que no es de su peculio ¡Increíble!

Dícese al interior de la administración 2012 – 2015, que Saúl Trejo exigió la salida de Edilberto Montes antes de concluir la administración pues Edilberto ya no le cooperaba su “parte”, por supuesto Miguel Godoy lo defendió a morir pues con este si se “mochaba” sin falta.

¿Y sabe que es sorprendente querido lector?... me dicen que Miguel Godoy y Edilberto Montes buscan ser precandidatos del Partido Revolucionario Institucional en el 2018… si así nos fue a los jalpenses siendo estos funcionarios, ¿imagínelos de presidentes?...

Anecdotario:

El asunto de las casas no fue pecata minuta en la administración de SaúlTrejo, fueron varios los funcionarios que habilidosamente sacaron su casita aprovechando las amistades, la posición política, y lo programas sociales que por ley estaba prohibidos para estos.

Pero a la par de estos tres sujetos de los cuales ya hablamos,una Miscelánea III entera debe otorgársele a Nicandro Medina quien de ser un humilde empleado en una cervecería conocida, termino con varias casas, vehículos, terrenos, y un gran finiquito en solo tres años, Ósea, lo que a usted y a mí nos lleva toda la vida trabajar, a estos parásitos de la política lo logran en poco tiempo. ¡No se vale! ¡Y de mínimo debemos exhibirlos!  

Visto 3069 veces
Más en esta categoría: « La Miscelanea 597