:: Voz de la Sierra ::

Sat05272017

 

  

Tolimán

Comparte este Articulo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

*** Ahora es por no pagar el salario de la regidora síndico municipal.

*** La demanda está ante la agencia del ministerio público especializado en delitos cometidos por servidores públicos.

*** En puerta hay más litigios contra la administración panista que encabeza Edgar Benítez.

Por: Facundo Ugalde González

 Acusado por el delito de Coalisión de servidores públicos y lo que resulte, cometido en agravio de la regidora Eloísa de la Cruz de la Cruz, el  alcalde tolimanense Edgar Montes  Benítez enfrenta una nueva demanda, ahora por la vía penal, presentada el viernes 7 de noviembre del año en curso ante el agente del ministerio público adscrito en la Coordinación de Investigación de delitos cometidos por servidores públicos, bajo el número de averiguación AESP/ 160/ 2014.

 En esta demanda penal presentada por la regidora tolimanense de extracción panista Eloísa de la Cruz de la Cruz,  también se señalan como probables responsables de la comisión de ese delito a los regidores Gilberto González Morales, Oscar de Santiago Vélez, Ma. Guadalupe Feregrino Rosales, , así como contra el secretario del Ayuntamiento José Guadalupe García Mora,  al igual que contra Feliciano Ismael de Santiago Vázquez, titular de la dependencia encargada de las finanzas públicas municipales y del propio alcalde Edgar Montes Benítez.

En su denuncia, la regidora  blanquiazul señala ante la agente del Ministerio Público, que desde el pasado 27 de abril de este año fue notificada por el secretario del Ayuntamiento respecto de la suspensión de su pago por concepto de dieta, salario y otros, “Hasta que la Legislatura no resuelva lo conducente”. Señaló que ese acuerdo fue tomado argumentando que ella no había acudido en cuatro ocasiones consecutivas a la sesión de cabildo, situación que es falsa en virtud de que nunca fue convocada a dichas sesiones del día 8 y 9 de abril del año en curso.

La regidora Eloísa de la Cruz agrega en su denuncia que los presuntos responsables se coaligaron para delinquir y perjudicarla, ya que están violando diversas disposiciones legales, como aquellas indicadas en la constitución del estado de Querétaro, ya que la suspensión de su pago por tales conceptos es de competencia exclusiva de la Legislatura Local y no del Ayuntamiento.

Por lo anterior, la regidora Eloísa de la Cruz, síndico municipal de Tolimán procedió a presentar la denuncia penal en contra de sus compañeros regidores antes señalados, del secretario, el tesorero y el presidente municipal, a efecto de que se le haga entrega de su salario como regidora, pues ya son varias quincenas que éste le ha sido negado sin sustento alguno.

Por otra parte, trascendió que  en los próximos días se interpondrá otra denuncia penal en contra del presidente municipal tolimanense por parte del C. David Roque Hernández, quien dice haber sido afectado en su patrimonio a consecuencia de una serie de incumplimientos que el edil Montes Benítez cometió en su agravio, cuando no cumplió con la realización de un proyecto para construir un parque industrial que se ubicaría en la localidad de San Pablo Tolimán.

Comparte este Articulo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Este municipio es la puerta de semidesierto, pero también es el lugar donde por largo tiempo sus habitantes apenas sobreviven, sin servicios básicos, sin caminos, sin fuentes de empleo y a merced de la naturaleza que a menudo se ensaña con ellos.

Sus comunidades expulsan a los habitantes a la capital del estado, a la ciudad de Querétaro, o en otros casos al Distrito Federal, a su periferia y en otros más al vecino país del norte.

En Panales, comunidad donde nació la organización social Antorcha Campesina en el estado, fue justamente un pequeño número de obreros que laboraba en Ecatepec, estado de México, quienes vencieron el temor a ser reprimidos en los años 70's, quienes iniciaron la concientización de los pobladores de esta comunidad, que actualmente habitan 800 familias, para de ahí pasar a la organización y tratar de elevar las condiciones de vida.

La marginación es patente.

Para llegar, viniendo de la cabecera tolimanense hacia Colón, hay una empinada desviación hacia la izquierda. Es de terracería y se denomina Constituyentes. Esta rodea para subir a la comunidad. Es el orgullo de sus habitantes, pues hasta hace poco era una brecha, recuerdan.

Aquí no hay empleo. Quienes cuentan con un pedazo de tierra, siembran guayaba, cacahuate, maíz, frijol, pero apenas alcanza para el autoconsumo.

Entre ellos intercambian sus productos para hacer menos pesada la vida.

También se da generosamente la pitaya, fruto parecido a la tuna.

Pero tanto esta fruta como la guayaba, frecuentemente se les echa a perder, pues por una cubeta de 20 litros, los intermediarios apenas pagan la irrisoria suma de cinco pesos.

O sea, les sale más caro llevarla a la cabecera municipal que lo obtenido de su venta.

Sus calles, si así se les puede llamar a caminos empedrados, llevan a lo que fue un COBAQ, pero hoy la edificación está grafiteada. Su mobiliario, en mal estado.

Sin embargo, los habitantes de la comunidad, dicen que acondicionándolo con televisiones, puede volver a funcionar y recibir a alumnos de otras comunidades tolimenses, así como a jóvenes de Colón y Peñamiller, como antaño.

Poco a poco, con organización y participación en el movimiento antorchista, los habitantes de Panales, lugar donde nació el antorchismo queretano, cuentan con algunas calles de terracería, escuelas de educación básica, agua potable, drenaje, todo esto a pesar del olvido y la indiferencia de las autoridades municipales de diferentes partidos políticos.

Sobra, eso sí, el entusiasmo y la hospitalidad de sus habitantes, que ven en Antorcha Campesina un invaluable apoyo.

Comparte este Articulo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

*** Deberá reinstalar a la regidor síndico y pagarle los salarios que no ha devengado en tres quincenas.

La justicia federal dio un duro revés a la política de enfrentamiento que ha venido implementando desde el inicio de su gestión el alcalde tolimanense Edgar Montes Benítez, a quien el juez segundo de distrito ordenó pagar  a través del acuerdo número 1250/2014, los salarios correspondientes a las tres últimas quincenas a la regidor síndico municipal Eloisa de la Cruz de la Cruz, funcionario de extracción panista, quien ha sido una  crítica permanente de la manera en que ha venido gobernando el edil tolimanense, a quien ha acusado en diversos momentos por su falta de acuerdos, ausencia de capacidad política y malos manejos de los recursos públicos, así como por incumplir compromisos establecidos tanto con la sociedad civil, como con prestadores de servicios y contratistas.

El su resolución, el juez segundo de distrito ordena tanto al presidente municipal Egdar Montes Benítez, como a los regidores Oscar de Santiago Velázquez, Gilberto González Morales y  María Guadalupe Feregrino Rosales, así como al secretario del Ayuntamiento José Guadalupe García, que se le entregue el salario correspondiente a las tres últimas quincenas a la regidor síndico Eloisa de la Cruz de la Cruz, a quien estos funcionarios señalan por supuestamente no haber asistido a la sesiones de cabildo.

Sin embargo, la síndico municipal demostró con documentos oficiales que solamente faltó a una sesión de cabildo, pero en tiempo y forma presentó un justificante para ausentarse de sus responsabilidades los días 8 y 9 de abril, por encontrarse delicada de salud.

Ante esta circunstancia y por incurrir en falsedad en declaración y abuso de autoridad, la síndico del ayuntamiento tolimanense anunció que este lunes 26 de Mayo interpondrá una denuncia en contra tanto del alcalde Edgar Montes, como de los regidores antes señalados y el secretario del ayuntamiento, quienes deberán responder ante la justicia por los señalamientos que –dijo de la Cruz de la Cruz- le han imputado sin razón alguna y al respecto agregó que el propio tesorero municipal reconoce haber recibido un documento oficial en donde los funcionarios ya señalados lo instruyen para que no se entregue el sueldo a la síndico municipal, aduciendo que ha faltado a las sesiones de cabildo.

Ante estos hechos y luego de la resolución del juez de distrito, tanto el alcalde como los regidores involucrados y el secretario del Ayuntamiento, ahora niegan haber dado esa instrucción al tesorero municipal.