:: Voz de la Sierra ::

Wed03292017

 

  

Editorial

Editorial (94)

Comparte este Articulo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

HUMO BLANCO

Poco a poco, porque ya los tiempo obligan, van saliendo los nombres de los aún pre-candidatos a los cargos de elección popular, aquí, y en todo el Estado.  Sorpresas hay, en algunos municipios, y en otros no tanto, pues quedaron los más fuertes. Pero llama la atención que, aquello que en algún tiempo se vio como la  bienvenida, deseada y aplaudida “democracia interna”, ahora no se aplicó, pues la experiencia dijo que dejaba más divisiones y resentimientos, que ganancias, aún con la sano ideal de mostrar a los posibles electores la buena intención de complacerlos con elecciones internas previas. Y es que, aún cuando sólo fue una encuesta, hay qué ver lo que sucedió en el PAN jalpense, donde no se aceptó el resultado de la misma, y se prefirió buscar otras opciones.  Las designaciones desde arriba, al estilo de antes, cual “dedazo”, tal vez, según los expertos, y los dados a las estadísticas, ahora haya sido lo más adecuado, y las conciliaciones, negociaciones y sumisiones vayan a ayudar a la irremediablemente necesaria “operación cicatriz”. Quedaremos aún a la expectativa, pues falta tiempo, y faltan las voces que levanten los demás partidos, porque ya está comprobado, como en el caso de Tequisquiapan, Peñamiller y otros municipios, que con candidatos fuertes, populares y carismáticos, han dado sorpresas a los dos partidos tradicionalmente más posicionados. En fin, que en verdad, hasta el día de las elecciones, por la noche, sabremos quienes fueron los ganadores.