:: Voz de la Sierra ::

Sat08192017

 

  

Editorial

Editorial (94)

Comparte este Articulo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

DESEMPLEADOS

Entusiasmo y optimismo hemos percibido, cuando hemos sido testigos de la llegada de nuevos centros de educación media, técnica y superior a la región. Cada escuela o instituto que se establece y abre sus puertas, genera expectativas, y atrae inicialmente a muchos alumnos. Pero luego, con el paso del tiempo, los campos de trabajo se ven saturados, y los recién egresados, como en el caso de normalistas y de la escuela de Derecho de la UAQ, tienen qué luchar a brazo partido para poder conseguir empleo.

Los aspirantes deberán pensarlo más de una vez, pues además del Campos UAQ, que cada año titula a muchos abogados, tenemos el caso de quienes viajan cada semana a Axtla de Terrazas, S. L. P., donde estudian la misma carrera, en programa semi-escolarizado. Habrá qué buscar otras alternativas.

FAUNA SALVAJE

Parece que cada semana tendremos sorpresas, una tras otra, y ya tuvimos noticias de los lagartos que merodean en la Presa, luego las esporádicas incursiones de pumas, haciendo destrozos en el ganado ovino. Los venados, que se han vuelto una calamidad para los agricultores. Pelícanos, garzas, panteras, y ahora hasta un osezno, que seguramente andaría extraviado, pero que pone en alerta, ante la indudable presencia también de sus padres.

Para los habitantes de las zonas urbanas, poca importancia y peligro representa esta fauna salvaje, pero para los campesinos, ganaderos y agricultores sí, y los pone en alerta.

Como siempre, las dependencias de gobierno no encuentran ninguna solución.